Toques madre "Sur"

Dìa Nacional del Candombe - 3 y 4 Dic. 2011 - Foto Castagnello 43

El Barrio Sur se encuentra entre las calles Ciudadela, Ejido, Rambla Gran Bretaña y Rambla República Argentina. En la mitad del siglo XVIII Montevideo era la principal entrada de esclavizados de África. A fines de ese siglo se estima que la población montevideana de origen africana asciende al 30%. El 1830 surge el primer poema de candombe publicado en lengua Bozal (refiere al esclavizado nacido en África que todavía no había adquirido la cultura europea), en un diario de la época. Así recrearon y preservaron los ritmos de su tierra africana, organizando celebraciones que fueron conocidas como Tangó o Tamos. El 6 de enero se estableció como celebración de la coronación de los reyes del Congo. Y en la actualidad, esa fecha se realiza la llamada de San Baltazar.
Los elementos de las nacionales se fueron agrupando dando nacimiento a lo que hoy se denomina "Sociedad de Negros y Lubolos", "Los Pobres negros Cubanos", "Los Esclavos del Nyanza", "Los guerreros de las Selvas Africanas" y otras. Luego llegaron "Fantasía Negra", "Morenada", "Añoranzas Negras". Todas se integraron al carnaval fiesta del legendario baluarte del Barrio Sur, el "Conventillo Medio Mundo", cuna principal del candombe. Bastión del barrio Madre, allí se tocaba el tambor, se bailada, y la gente acompañaba su procesión por sus calles angostitas empedradas, y sus casas antiguas.
Por el año 1943 llegaron los hermanos Silva, Wellington, Raúl y Juan Ángel, y comienzan a crear la música del Candombe, conectada con las viejas raíces afro-uruguayas. Así se creó el ritmo madre del Barrio Sur ejecutado por las "Lonjas de Cuareim", donde en 1956 comenzó el desfile de las llamadas que existe hasta el día de hoy.

Toque Madre "Cordón"

En la década de 1940 existía en Montevideo el Conventillo Gaboto, el cual albergaba una enorme cantidad de familias. Allí vivía la familia Pintos Alvin. El padre de Aquiles Pintos tocaba la guitarra y el bandoneón interpretando tangos y milongas en las reuniones y fiestas del conventillo. Recibían la visita de los tambores de la cuerda de Cuareim y Ansina de Juan Ángel Silva, Julio Giménez, los hermanos Puchol, la familia Oviedo y otros. Al terminar el "toque", volvían al Barrio Sur y Palermo y los niños hacían los toques de los tambores "a capella". Así aprenden los hermanos Pintos el toque de cada tambor: escuchando y repitiendo con su voz los toques, porque aún no tenían tambores.
Surge la idea de hacer una "llamadita", con dos tambores que eran latas de aceite enormes, y un tamborcito que les prestó un vecino. Tenían once años. Cuando pudieron recaudar el dinero para comprar tambores comienzan a recorrer los barrios. Tenían como toque de base el toque Ansina, por lo que tanto los niños del Conventillo Gaboto crean su toque de candombe basándose en el de Ansina.
Salían los sábados a tocar y un día decidieron ir al Barrio Sur. Templaron las lonjas en Isla de Flores y Gaboto. Los seis niños se repartieron los tambores: dos tocaban el repique, dos el piano, y dos el chico. Aquiles tocaba repique y su hermano Alfonso el piano. Temían la desaprobación de la cuerda de Ansina. Sin embargo recibieron aplausos y tuvieron gran aceptación. Estos seis niños fueron los creadores del toque del Cordón, uno de los tres toques madre del Candombe.

Toque Madre "Palermo"

El Barrio Palermo se encuentra entre los límites de la Rambla Sur, al Norte de la calle Canelones, al oeste la calle Ejido y al Este la calle Emilio Frugoni.
A comienzos del siglo XX se inicia -a través de la participación de varias familias del barrio como los Giménez, Suárez, Nazareno, Pujol, Gularte, Quiroz, Rada- la formación de grupos para ejecutar este toque tradicional, que ha sido preservado a través del tiempo, tomando para esto en el aprendizaje, obtenido desde nuestra niñez, en forma natural al ser frecuente a nuestros oídos los toques de tambor de parte de nuestros mayores.
Barrio Reus al Sur, identificado primero como calle particular y luego como calle Ansina, que fue el semillero cultural del Barrio Palermo, es una de las cunas del Candombe, convirtiendo sus toques en uno de los tres "toques madre". Se caracteriza su toque por su fortaleza, por su velocidad, por el repiqueteo coordinado de sus pianos.

 

(Fuente: Grupo Asesor del Candombe-Patrimonio Uruguay-MEC)

 

ARTÍCULOS Y NOTICIAS

 

La CCA en las redes